Corrigiendo poemas, gestando gráficas [proyecto de Elia Espinosa]

Deconstrucción y Contexto son dos piezas hechas para la exposición Corrigiendo poemas, gestando gráficas curada por Elia Espinosa.

La primera explora la posibilidad de que el público genere frases poéticas ordenando los cubos según las palabras que quiera utilizar. La segunda es una instalación hecha con libros desmembrados y recortados que comienza siendo una lluvia de páginas y remata formando palabras. Ambas inspiradas en el proceso creador del poeta.

Registro: Luis Tierrasnegras y Ana Gómez

decontruccion3

Deconstrucción / cubos de mdf y vinil autoadherible / medidas variables / México 2012

En el arte, así como en el poema, corregir es una acción aliada a la deriva, el desvío renovador de la búsqueda, medio de enfrentamiento con el sentido de la significación, ahí donde las palabras encarnan y diseminan sus consecuencias hacia confines vislumbrados por la intuición.

Líneas sobrepuestas, tachaduras sobre un verso o una frase, flechas hacia los márgenes y otros blancos de la página, dan al primer texto arrojado en la hoja en blanco que lo recibe, o en unas pruebas de imprenta, la investidura de un fugaz borrador. Son trazos que desatan una alianza corporal de brazo, mano, papel, pensamiento y emociones que promueve la visualización del instante creativo y gestan gráficas abstractas o “realistas” de naturaleza múltiple.

En su presencia transitoria sobre el plano de la hoja, el instante creativo es una forma de resolver el momento en que el sentido encuentra una frontera en las formas del pensamiento; necesita contribuir a su forja de palabras y su recorrido del verso, ese fragmento escritural que hace confluir la significación y la caza de vocablos. La corrección se amalgama a ese instante en el borrador, se une a su tarea de hallazgos en la huella y el fantasma de lo que será.

Es posible confirmar que el poema es uno de los acontecimientos de síntesis más sobresalientes; en su texto se congregan una cauda de elementos diversos, convocados por la asociación entre una especie de instinto intelectivo, de “emoción razonada” (Jorge Boccanera, poeta argentino), de prefiguraciones surgiendo veloces en la imaginación, la necesidad y voluntad de expresión. La experiencia estética domeña a las ideas que salen a la escena del plano escritural en disfraz de diversas figuras de significación y de expresión.

La historia del arte, disciplina que posee uno de los horizontes conceptuales y técnicos más ricos en la generación de conocimiento en la actualidad, hará crecer su ya fascinante acervo si, aliada a la lingüística, considerara también al poema como una imagen visual y no solamente a las imágenes que lo forman.

La exposición conjunta borradores de poetas franceses y otros y algunos mexicanos, persigue sutilísimas capas de significación sensible y técnica de la corrección en sus borradores que, a veces, devinieron francos ¡dibujos!.

El ámbito francés despunta con Mallarmé y las pruebas de su poema Una tirada de dados…, de hace ciento diez años, y va hasta Queneau, Itten y Zanzotto, entre otros. El ámbito mexicano, despunta con José Juan Tablada y Ramón López Velarde, sigue en una libre combinatoria de documentos de poetas vivos, finalizando con los “grafos” del músico Julio Estrada.

Desde su percepción de la intensidad de la presencia en la sombra, Mallarmé afirmó alguna vez: la poesía, “única Fuente”. ¿Qué alcances tiene este contundente principio bajo el cual hay un hallazgo inmenso que sintetiza vida y oficio, pero también la visión de abismos?

Elia Espinosa.
decontruccion1 decontruccion2 decontruccion5 contexto1

Contexto / libros desmembrados y recortados e hilo de cáñamo / 1.5 x 6 . 1.5 m / México 2012contexto2



Deja un comentario